jueves, 23 de octubre de 2014

Responsabilidad social de la banca deberá ir a tres áreas



Los programas de responsabilidad social de la banca deberán estar dirigidos a las áreas económica, social y medioambiental y no solo a acciones de “filantropía”, dijo la Asfi. A principios de 2015, las financieras deberán presentar auditorías sobre estas acciones y un “balance social”.

La directora Ejecutiva de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (Asfi), Lenny Valdivia, informó el miércoles que la presentación de esas auditorías están en el marco de la reglamentación a los programas de Responsabilidad Social Empresarial (RSE).

“Nuestra normativa establece que no se quiere ya que las entidades financieras continúen haciendo solamente acciones de filantropía, queremos sobre todo que estos programas de responsabilidad social estén enmarcados en tres áreas específicas: el área económica, social y medio ambiental, pero además el componente más importante es que estén ligados al giro de negocios de las mismas entidades de intermediación financiera”, señaló la directora ejecutiva.

Las declaraciones fueron realizadas en la Conferencia Internacional Gobierno Corporativo y Mecanismos de Negociación en el Mercado de Valores organizado por la Asfi, evento del que participaron expositores internacionales de España, Costa Rica, México, Colombia y expertos de Bolivia.

En una entrevista al ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce, publicada el 12 de octubre por La Razón, éste explicó que en la Ley de Servicios Financieros se establece una regulación muy alta para el sistema financiero, norma en la que también se incluye que en lo concerniente a la responsabilidad social será reglamentada por el Gobierno, razón por la que se emitieron dos decretos para determinar hacia dónde irán esos compromisos. “Antes hacían caridades, hacían conciertos, nadie les regulaba lo que hacían. Los bancos tienen sus ingresos, sus gastos y a fin de año tienen una utilidad y de esa utilidad pagan el 37,5% de impuestos y lo que resta es la utilidad neta”, argumentó Arce.

Normativas. El 8 de octubre, el Gobierno emitió dos decretos supremos para la constitución de un Fondo de Garantía de Créditos de Vivienda de Interés Social y un Fondo Garantía de Créditos para el Sector Productivo y para la conformación de éstos, los bancos múltiples y pyme deberán destinar el 6% de sus utilidades netas correspondientes a la gestión 2014.

Arce explicó en ese entones que “gracias a esos fondos la gente ahora podrá prestarse sobre el 100% del crédito de vivienda de interés social y no será necesario que se cuente con una cuota inicial del 20% o capital de arranque que les exigían las entidades financieras para los créditos”.

Respecto al tema de responsabilidad social, el director de Cumbria FSC-España, Rafael Moreno Prieto, que participó de la conferencia internacional, consideró que el objetivo de esta norma es que los bancos articulen su función social sobre la base del negocio que hacen. “Es decir si uno es de un banco no hace una fundación para una serie de cosas que no sea el impacto que tiene en la sociedad, prefiero que usted ese dinero lo articule en cuestiones de lo que usted sabe, en fondo de vivienda o algo similar”, dijo.

Regulación y control

Utilidades

El director de Cumbria FSC-España, Rafael Moreno Prieto, indicó que en otros países las utilidades de la banca no se regulan. “Si hablamos de utilidades netas, no hay una regulación de hacia dónde deben ir esos recursos”.

jueves, 16 de octubre de 2014

Samsung apoya niños en riesgo

Samsung inicia su primera actividad de Responsabilidad Social Empresarial en el país “Ayudar no cuesta nada”, tras suscribir un convenio con la Fundación Alalay. La campaña de la transnacional coreana consiste en donar un boliviano por cada like que pulsen los usuarios que visiten su página en Facebook. Por cada pulsación Samsung entrega la donación de un boliviano a la fundación sin costo para el usuario. Alalay apoya la rehabilitación en el país de 750 niños en situación de riesgo. La compañía pretende alcanzar 500.000 bolivianos de los cuales ya comprometió 90.000 bolivianos.

Simon Lee, presidente de Samsung en Bolivia, dijo que la empresa coreana trabaja pensando en el futuro y los niños son el futuro de Bolivia. Estos niños eligieron cambiar su vida, ahora nos toca a nosotros elegir ayudarlos, puntualizó.

Claudia Gonzales, directora de la Fundación, explicó que trabaja con niños, niñas y adolescentes desde 1990 y cuenta con centros en el eje troncal del país además de otras ciudades. Los albergues brindan a los niños además de alimentación un ambiente integral para que crezcan en un ambiente afectivo y puedan aportar al desarrollo del país.

miércoles, 8 de octubre de 2014

V Congreso de Responsabilidad Social

Con el propósito de aunar esfuerzos de instituciones, públicas y privadas basadas en la formación de valores que promuevan y fortalezcan la conciencia, las buenas prácticas y costumbres, la Universidad Privada Franz Tamayo (Unifranz) organiza el V Congreso de Responsabilidad Social Universitaria. Actividad que contará con la presencia del embajador Extraordinario Plenipotenciario de la República de Argentina, Hugo Varsky. A diferencia de los anteriores congresos, el que se realizará en el mes de noviembre será a nivel internacional porque se precisaba recoger experiencias de lo que ocurre en otros países.

Dijo que otros profesionales de la talla del embajador Varsky estarán como disertantes contando sus experiencias, a los que se sumarán autoridades y personalidades bolivianas organizan el encuentro denominado ‘Juntos lo Hacemos’.

INVITADO

El embajador Asesor Especial en Temas de Integración Regional de la cancillería Argentina, Hugo Varsky, en declaraciones a EL DIARIO dijo que el tema de la Responsabilidad Social lo ve en términos del ámbito latinoamericano, “una situación de cosmovisión”.

“Toda la sociedad tiene responsabilidad en que podamos salir de lo que nos genera la crisis mundial, económicos, éticos, ambientales. Quien iba a imaginar el estallido de la economía mundial. Entonces tenemos la responsabilidad social de juntarnos”, dijo.

Sin embargo, para llegar a ese dijo que lo necesario es elevar el nivel de vida de los ciudadanos sobre la riqueza que existen en nuestros países. “Evitemos que nos impongan los precios a nuestras materias primas desde afuera”, sostuvo.

lunes, 22 de septiembre de 2014

Experto: “La RSE da mayor sostenibilidad a las empresas”

La Responsabilidad Social Empresarial (RSE) es un elemento que garantiza mayor sostenibilidad para las empresas. Hoy, además del buen estado financiero de las empresas importa cómo se relacionan con sus trabajadores y con la sociedad, porque eso es parte de un crecimiento seguro e integral”, afirmó el director de la Corporación Boliviana de RSE (Coborse), Álvaro Bazán.
Para él, la RSE en lo últimos años -no sólo en Bolivia sino también en el mundo- se ha convertido en una herramienta de gestión, que facilita que las empresas logren asegurar sus buenos resultados, además de garantías para un desarrollo de actividades seguras, primero; pero también está siendo utilizada para realizar un buen marketing.
El experto dio la pasada semana un taller sobre RSE a un grupo de periodistas. La iniciativa estuvo organizada por la Asociación de Periodistas de La Paz; y contó, además, con el auspicio de la petrolera Petrobras. En esta actividad, Bazán se refirió a las diferentes formas de las empresas para enfocar la RSE.
A través de donaciones
Bazán manifestó que "la mayoría de las empresas ingresan al mundo de la RSE por el camino de las donaciones”. Sin embargo, en su opinión, la verdadera RSE va dirigida, sobre todo, a aquellas actividades productivas que sean sostenibles en el tiempo.
En Bolivia, disponen de porcentajes de sus ganancias para donaciones las empresas que se dedican a rubros de la extracción de recursos naturales, las entidades financieras y comerciales, y aquellas firmas que tienen importantes ingresos por la preferencia en el mercado nacional.
Pocas compañías son las que delinearon una serie de programas para la mejora de ingresos y de calidad de vida de los habitantes en su entorno, a quienes apoyan en la generación de fuentes de recursos. No obstante, es el caso de "contadas” firmas, como Banco Sol, Repsol Bolivia, Petrobras, Cervecería Boliviana Nacional y Sociedad Boliviana de Cemento, entre otras.
Estas empresas desarrollan proyectos para impulsar a productores de las comunidades que rodean sus plantas, con el fin de que con el tiempo estas personas alcancen un "buen sitial” productivo y tengan negocios sostenibles.
Sin embargo, gran parte de las compañías suelen realizar donativos a centros de niños, ancianos o de salud; e, incluso, algunas no con recursos proveniente des sus propias utilidades, sino de lo colectado mediante campañas en las que impulsan la participación de sus clientes.
Falta de norma
En el país, sólo el sector financiero, por medio de la nueva Ley de Servicios Financieros, debe cumplir con actividades de RSE, pero no existe una norma que obligue o determine los lineamientos para el desarrollo de ésta por instituciones empresariales de otras áreas.
Es decir, no existen normas que establezcan -por ejemplo- que todas las empresas se comprometan con el desarrollo de la sociedad a través de políticas de RSE, o que delimiten un mínimo porcentaje de las utilidades que deba ser destinado a éstas.
Al respecto, Bazán indica que "es mejor que los Estados no se metan en normar la RSE si luego no podrán hacer cumplir la ley, es mejor que la situación se quede como está”; pero además, resalta que existe una corriente de opinión muy fuerte entre los empresarios del mundo en sentido de que si hubiera leyes que obliguen a realizar RSE, ésta ya perdería su valor voluntario.

miércoles, 3 de septiembre de 2014

Sucre: Diez firmas obtienen sello de RSE de la Cainco

Diez nuevas empresas de Sucre obtendrán el sello de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) otorgado por la CAINCO Chuquisaca, tras cumplir satisfactoriamente un proceso de más de un año, en el que trabajaron bajo un enfoque RSE.
El gerente General de la CAINCO, Lorenzo Catalá, explicó que cada empresa primero hizo un diagnóstico de su situación estratégica en negocio y competitividad; después, realizó un análisis de su situación en responsabilidad social empresarial para finalmente diseñar y aplicar un plan estratégico de RSE.
“Cada una definió acciones en áreas, ABCs internas en la empresa, como por ejemplo los trabajadores, el clima laboral, aspectos legales, de gobierno corporativo cuando son sociedades y otros temas más externos, como clientes, tema de productos, presentación de información”, sostuvo.
Catalá añadió que el RSE es un concepto amplio, que abarca dimensiones de la empresa en diferentes áreas que benefician en algunos casos a los trabajadores y, en otros, a los clientes externos.
“Hay que explicar claramente que la responsabilidad empresarial que trabaja la CAINCO no es un concepto ni de filantropía ni de asistencialismo, sino que se trabajan temas directamente relacionados con el negocio, con el núcleo de la empresa", puntualizó.


ENCUENTRO ANUAL DE RSE
La entrega del sello "Camino a la RSE" se realizará hoy, en el tercer Foro Departamental de Responsabilidad Social Empresarial “Sinergias entre la RSE y la estrategia de negocios”, a realizarse desde las 18:30, en ambientes de CAINCO Chuquisaca.
Las empresas Sermisud (2014) y O.B. Mallas (2013) expondrán su experiencia en RSE, además se tendrá la disertación de Mauricio Quintanilla, consultor del Servicio Holandés de Cooperación, sobre "Los principales errores de la RSE en la aplicación".
Posteriormente se realizará la entrega del "Sello Camino Hacia la RSE 2014".

Recibirán el sello

1. Chocolates Taboada
2. UNEC
3. SERMISUD
4. CCPAM
5. AGRECOM
6. Restaurante La Vieja Bodega
7. Hotel Plaza
8. Restaurante Florin
9. Café Joy Ride
10. Gas y Electricidad

domingo, 17 de agosto de 2014

Liliana Tapia. La directora del programa de diplomados en RSE de la Escuela Internacional en Alta Gestión (EIAG)


 — ¿Cómo define la Responsabilidad Social Empresarial?
— La Responsabilidad Social Empresarial (RSE) es, además del cumplimiento estricto de las obligaciones legales vigentes de cada país, un enfoque de negocios que promueve que las empresas asuman la responsabilidad de medir sus impactos sociales, laborales y medioambientales en el entorno. En esa línea busca que las empresas se comprometan de forma ética en el ejercicio de su funcionamiento empresarial y operacional a fin de que todas sus utilidades y sus logros puedan compartirlos con sus trabajadores, sus ejecutivos y su comunidad. La idea es que la compañía socialmente responsable sea un factor dinámico para que la población tenga una mejor calidad de vida y progrese de forma compartida con el negocio. Por ello, se busca que las empresas lideren este proceso conjuntamente con el Gobierno, las comunidades y los jóvenes.
— ¿Cómo evalúa la aplicación del concepto en la región?
— La incorporación de la RSE en Latinoamérica se viene trabajando desde hace diez años y su aplicación se ha dado según el compromiso que asumieron los gobiernos, porque el concepto se inicia desde el marco normativo. Aunque la aplicación de la responsabilidad social en algunos países ha sido lenta, se ha logrado un avance gracias al esfuerzo de los empresarios de los países latinoamericanos excepto en Brasil y Argentina, donde su empleo fue encabezado por los gobiernos. Por tal razón, el desarrollo del concepto en la región está en la etapa intermedia pues hoy todos tenemos conciencia de su importancia y los beneficios que se obtienen cuando una empresa es socialmente responsable. La región está a un paso de saltar a la fase de institucionalización en la que el Gobierno, la sociedad civil y las empresas concerten y promocionen mecanismos de diálogo social para ser una mejor sociedad.
— ¿Cuál considera que es la situación de la RSE en Bolivia?
— He conocido muy buenas experiencias de Responsabilidad Social Empresarial aplicadas en Bolivia, las cuales surgieron de los estudiantes del diplomado en RSE que pertenecían a varias empresas como: la Cervecería Boliviana Nacional, la Sociedad Boliviana de Cemento, la petrolera española Repsol, la telefónica Tigo y varios medios escritos, entre otras. A eso se suma la participación de los organismos multilaterales y la cooperación internacional, que han contribuido en la expansión de la temática. Bolivia está trabajando muy bien y de forma importante en el concepto de RSE en las grandes empresas. Ahora el desafío es que se extienda al sector de la microempresa y a aquellas firmas que prestan servicios a las grandes empresas. También se requiere fortalecer el trabajo de los programas de desarrollo de proveedores. A ello se suma una tarea fundamental, que el Gobierno boliviano sea más proactivo, es decir que no solo emita normativas, sino que se sume como un actor más para que se trabaje de manera articulada con los gremios del empresariado, las Organizaciones No Gubernamentales y los organismos multilaterales. Bolivia también está en una fase intermedia y de florecimiento de la aplicación de dicho concepto.
— ¿Qué beneficios tiene una firma si aplica este enfoque?
— Son cinco los beneficios que adquiere una empresa si aplica el concepto de la RSE. Primero, que al cumplir con todas las obligaciones legales vigentes del país no tiene problemas; segundo, que eleva sus ventas; y tercero, que sus recursos humanos trabajan en un ambiente feliz y se sienten más comprometidos con la empresa. En cuarto lugar está el incremento de sus clientes y en quinto lugar está el hecho de que en un plazo de tres a cinco años puede amentar en 30% sus utilidades.
— ¿Cuál es la proyección de crecimiento de este concepto?
— Veo una proyección enorme de crecimiento de la RSE en América Latina debido principalmente a que existe una gran motivación pues cada vez más gente cree en esto. Está claro que la RSE vino para quedarse y no se irá. Además que hoy las empresas no están tan preocupadas por el costo de aplicar dicho concepto, sino en ser socialmente responsables y con ello puedan diferenciarse.
Perfil
Nombre: Liliana Tapia
Cargo: Directora del programa de diplomados en RSE de la EIAG en Bolivia.
Experta en gestión y Responsabilidad Social Empresarial
La especialista tiene una maestría en Administración de Negocios en la Universidad de Valparaíso de Chile, un posgrado en Negociación de la Universidad Católica de Chile y un diplomado en Competencias Profesionales de la Universidad de Talca de ese país. Tapia también obtuvo un posgrado en Responsabilidad Social Universitaria en la Universidad de Concepción. Efectuó además un diplomado en Gestión de Calidad y Formación de Mediadores y cuenta con un posgrado en Gestión de Empresas y Recursos Humanos de la Universidad de Valparaíso. Ha escrito una decena de artículos sobre la Responsabilidad Social Empresarial (RSE).
También imparte docencia en contenidos relacionados con la ética y la RSE en distintas instituciones educativas. Es asesora en gestión, emprendimiento, negociación y resolución de conflictos para organizaciones sociales y sindicales. Es presidenta de la Comisión de RSE de la Cámara Regional de Comercio y la Producción de Valparaíso, y ha participado como expositora en diferentes foros internacionales sobre este tema. 

domingo, 10 de agosto de 2014

SUGIEREN CREAR UN ENTE QUE ARTICULE LA RSE EN BOLIVIA

Una experta chilena habló de las inversiones empresariales y su necesidad.

E n Bolivia aún hace falta un ente que articule la inversión que realizan las empresas en Responsabilidad Social Empresarial (RSE), según la experta chilena, Liliana Tapia Figueroa. Esta instancia, afirma, funcionaría como un nexo entre las demandas de la comunidad y las propuestas de las empresas privadas, como ya sucede en países de la región.

Falta comunicación. Tapia, invitada por la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) para impartir un diplomado sobre el tema, afirmó que en el país aún hace falta "un empujoncito" para que la sociedad golpee las puertas de los empresarios para hacerles conocer sus propuestas para las inversiones en RSE".

"Creo que no hay eso todavía. Falta sentarse juntos y conversar cómo lo podemos hacer, y para ello falta un organismo garante, un organismo que garantice cómo lo podemos hacer".

Indicó que debe haber un tercer actor en esta relación, como su cede en varios países. Cita a Chile como ejemplo, donde las carreras de negocios de las universidades convocan a los representantes de las empresas e instancias sociales, a desayunos trabajo, en cumpolimiento de su programa de relaciones laborales, con el fin de promover el diálogo social.

Asimismo, dijo que se conocen casos en que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) logró reunir a actores empresariales y sociales para tratar este tema.

"Cuando la empresa no tiene la capacidad de llegar a la comunidad, y los de la comunidad por sí misma no tiene la forma de romper las barreras y golpear las puertas, tiene que haber alguien que convoque, pueden ser los gobiernos, la cooperación internacional u otros actores".

Sin embargo, reconoció que las instancias de gobierno no son las más aptas para mediar en estos temas, ya que en algunos casos, como en Bolivia, son también dueñas de varias empresas.

"Las experiencias que conozco en Santa Cruz son buenas, las empresas estatizadas tienen este proceso claro y lo llevan a cabo, como YPFB y Repsol. Pero en otros lugares donde no se está dando esto, hay que generar este espacio y hay que buscar ese actor, pueden ser las universidades, que son centros más independientes".

APOYO INTEGRAL. Para la experta, a las empresas se les hace difícil identificar las áreas de inversión donde pueden aplicar recursos de RSE. Sin embargo, existen importantes ejemplos en el mundo donde los beneficios se dieron de forma permanente y sustentable.

Entre las mejores experiencias que conoce, cita la de una empresa "X" que generó un fondo para el desarrollo de microempresas en su entorno. Las apoya con capacitación, en técnicas de gestión empresarial, en modelos de gestión empresarial, y luego las deja funcionando.

Luego, les pide que le provean servicios y, de esa manera, las integra a su cadena de valor.

"Cuando estas empresas están más robustas. se las deja solas, se las deja vendiéndole al mundo en general, al país o donde sea, que se amplíen solas. Allí está la empresa, poniendo en videncia en qué áreas necesita apoyo o suministros, y la gente del lugar participa en ello. La gente tiene claro cómo le aporta a la empresa y cómo la empresa aporta a la comunidad".

LAS MEJORES PROPUESTAS EN RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL, SEGÚN LILIANA TAPIA, TIENE QUE VER NEGOCIOS INCLUSIVOS A PARTIR DE LA GENERACIÓN DE UN FONDO CON EL CUAL SE CREAN MICROEMPRESAS QUE PROVEAN INSUMOS A LA ENTIDAD.


Los beneficios de las empresas que aplican RSE. Según la experta, la entidad gana una amplia reputación corporativa. Segundo, la Responsabilidad Social Empresarial le obliga a ordenarse. Tercero, evita multas, deja de ser fiscalizada y se aleja de la posibilidad de ser cerrada.

Cuarto, gana más clientes porque la gente sabe que es una empresa es buena, gana en fidelidad, y en productividad de los trabajadores, que se sienten felices y seguros.